» » Tips de ahorro para millennials

Tips de ahorro para millennials

admin 12 Oct, 2017 Ahorros No Comments

Los millennials son personas nacidas entre los años 80 hasta los primeros años del 2000. Los jóvenes de esta generación crecieron junto a la tecnología y usan sus smartphones y el Internet para prácticamente todo. Las aplicaciones de sus smartphones la utilizan para pagar los servicios bancarios o hacer compras, etc.

Si perteneces a esta generación y estás buscando una manera para costear tu vida independiente sin desequilibrar tus finanzas y quieres planear tus ahorros para el futuro te aconsejamos seguir estos consejos.

  1. Se realista

Obviamente en pocos años llegara el momento de formar una familia y junto con ella asumir los retos de comprar una casa, pensar en la universidad de tus hijos y conseguir una pensión que cubra tu retiro. Empieza por abrir una cuenta de ahorro y corta esos gastos innecesarios, elabora un plan de ahorro y no dejes pasar un mes sin depositar. Crea objetivos, como el financiamiento de un auto para mantenerte motivado.

  1. Mantén tus deudas claras

Si tus deudas no te dejan dormir, comienza por analizar el total de todas tus deudas y enfoca te en deshacerte de la deudas más altas y destina una parte de tus ingresos cada mes para cancelarlas.

  1. Ten la información en la palma de tu mano

Hay muchas aplicaciones que te ayudan a organizar tus finanzas para que puedas realizar tus planes de ahorro y completar el pago de tus deudas, si sabes explotar la tecnología puedes sacarle muchos beneficios económicos.

  1. Pequeños ahorros

Reduce tus gastos diarios, en lugar de comer en un restaurant, cocina tu propia comida y llévala al trabajo, en vez de comprar café, prepara tu propio en casa y llévalo al trabajo, en vez de tomar un taxi opta por el transporte público, consigue un compañero de apartamento y paguen a medias las cuentas. Estos gastos aunque pequeños tienen un gran efecto en tus bolsillos.

  1. Evita las deudas innecesarias

Debes tener en cuenta que existen las deudas buenas y las deudas malas, una deuda buena es por ejemplo pedir un crédito hipotecario o uno para una maestría, un crédito malo es pedir dinero prestado para un viaje o un “gustico” personal.

 

Leave a Comment

  • Name
    E-mail:
    URL: (Optional)